La inflación como cuestión del PODER[SEPLA-Lista-Oficial3108]

La remarcación de precios es una cuestión de poder

Por Julio C. Gambina

No hay duda de que la principal preocupación de la economía argentina, sobre todo para la mayoría de la población de bajos ingresos, es la elevada inflación, resultado del proceso de remarcación de precios, una cuestión de poder.

Desconocemos aun el índice de octubre pasado, que puede haber terminado con una suba de precios igual o superior que la de septiembre.

La inflación había alcanzado un pico en el mes de julio, con un índice del 7,4%, que descendió al 7% en agosto y al 6,2% en septiembre. Esa curva descendente puede revertirse con el resultado que revele en los próximos días el INDEC.

Es un hecho que en la perspectiva del 2022 la inflación anual se acerque al 100%.

No hay ingreso popular (salarios, jubilaciones o subsidios personales) que se acerque a ese nivel de evolución, expresión de la depreciación del dinero en la Argentina.

Muy pocos trabajadores y trabajadoras en organizaciones gremiales que han tenido capacidad de negociación colectiva para defenderse de la evolución de los precios pueden igualar o superar ese indicador

La mayoría de los ingresos populares fijos, sean salarios jubilaciones o planes sociales, no cubrirán de ninguna manera una canasta de precios que en promedio tiende hacia las 3 cifras, en torno al 100%. Claro, sin considerar que en ese promedio hay una cantidad de bienes y servicios que hacen a la reproducción de la vida cotidiana que crecieron por encima.

El problema inflacionario, insistiremos hasta el cansancio, lo sufren la mayoría de la población de menores ingresos, siendo en simultáneo un mecanismo de distribución del ingreso y de la riqueza que concentra ganancias y patrimonios en la minoría enriquecida de la población y actores económicos hegemónicos con independencia del origen del capital.

El que “puede”, remarca

¿Quién provoca las remarcaciones de precios, el incremento que deriva en elevada inflación?

Contestaremos con una tautología: “el que puede”. Cualquiera que este en condiciones de aumentar “puede” hacerlo, aun siendo un pequeño establecimiento comercial o industrial. Si “puede” incrementar el precio, lo hace. Enfatizo él “puede”, porque también insistiremos que la inflación es una cuestión de “poder”.

Remarca el que puede. Vale para un pequeño establecimiento, mediano o grande, pero la realidad es que son muy pocos los que tienen la capacidad de originar el fenómeno. Esos son los grandes operadores y fijadores de precios.

Ellos son los que en origen instalan una cadena de remarcación que se puede, de algún modo, generalizar al conjunto de la sociedad en condiciones de establecer un precio.

Por eso sostenemos que hay que confrontar a la inflación, o sea, al poder, y cada país la confronta en la manera que “puede”.

Políticas antiinflacionarias

La corriente hegemónica del pensamiento económico (neoliberal, liberal ortodoxa, monetarista ortodoxa, se la denomine como se quiera) actúa como está actuando EEUU en este momento. La Reserva Federal (banco central) viene aumentando la tasa de interés, y anticipa que profundizará esa política monetaria si no logra bajar la tendencia alcista de los precios.

De lo que se trata es de enfriar la economía, restringiendo la circulación monetaria. La perspectiva es la desaceleración económica y la tendencia hacia la recesión, con las consabidas consecuencias sociales en materia de cierre de empresas, de cesantías, suspensiones y caídas de los ingresos salariales.

Esa es la receta liberal que se extiende en la política monetaria del orden capitalista contemporáneo. Es la receta de la corriente de política económica que gobierna hoy el capitalismo mundial: en EEUU, en Europa, o en Japón, la receta es aumentar la tasa de interés.

Curiosamente, o no tanto, en Argentina también viene aumentando la tasa de interés. Si en EEUU apuntan a una tasa del 4%, el Banco Central de la República Argentina ha establecido tasas de política monetaria del 75% (nominal anual) o 107,5% (efectiva anual).

Son valores que proyectan imposibilidad de crédito para la expansión de la producción y una mejora en el empleo y la distribución del ingreso.

Entre los principales beneficiarios de esas elevadas tasas de interés, están los sectores especulativos, especialmente la banca, destinatarios de las LELIQ, Letras de Liquidez que emite el banco central para intentar secar la plaza y por lo tanto ir a esa política de austeridad financiera.

Las LELIQ prácticamente duplican la base monetaria y suponen un costo elevado a costa del conjunto de la sociedad y en beneficio de sus tenedores.

Pero claro, EEUU al mismo tiempo establece una legislación compensatoria, caso de la ley antiinflacionaria que apunta cuidar el empleo y la producción local, sobre todo en el sector automotriz y de las autopartes para favorecer la producción local. Eso generó la protesta de la industria de México de fuerte relación productiva y comercial con EEUU, y por supuesto de Europa, donde las automotrices europeas no pueden acompañar lo que acontece con los beneficios de la industria automotriz estadounidense.

Eso muestra a un estado estadounidense con poder para enfrentar al fenómeno inflacionario al modo liberal, aun a costa de sus aliados en la geopolítica global.

¿Y en Argentina qué?

En Argentina la política inflacionaria esta condicionada por el FMI, que en primer lugar pide eliminar subsidios, lo que supone aumentos de tarifas, o sea, aumento de precios, lo que impacta en la inflación.

Al mismo tiempo, el acuerdo sustenta la cancelación de la deuda, que genera intereses cuantiosos a solventar con una acrecida recaudación tributaria.

Convengamos que siendo el IVA la principal recaudación tributaria en el país, la inflación termina siendo funcional a los objetivos de captar recursos para hacer frente a los compromisos externos, con acreedores privados y el FMI. Se trata de un acuerdo a contramano de una política antiinflacionaria.

¿Qué debiera hacer el estado argentino? Confrontar con el poder, con los que definen, en origen, el proceso de remarcación.

Es una cuestión política que requiere cohesión en el poder ejecutivo, que requiere un debate profundo en el poder legislativo y judicial, que demanda una fuerte articulación de las distintas esferas del poder para confrontar con los que deciden los precios.

Para ello se necesita un gran trabajo de consenso en el conjunto de la sociedad, en donde pareciera que ni el oficialismo ni la oposición están en condiciones de hacerlo, puesto que entre ellos se negociaron las reestructuraciones de la deuda desde 1983, recientemente ratificadas, pese a las condiciones excepcionales para denunciar el carácter odioso de la misma, incluso ante el impacto de la pandemia y ahora de la guerra en Ucrania.

Hace falta en Argentina una alternativa política que resuelva y decida una confrontación con el “poder”, responsable de las remarcaciones de precios y por ello, de la elevada inflación.

Buenos Aires, 7 de noviembre de 2022

···

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram

Tanto Argentina como Venezuela, desde hace rato, están marcados por el problema de la inflación. El movimiento de precios en una economía es una situación objetiva cuya explicación deriva de la producción de valor. Tanto en Argentina como en Venezuela, el trabajo en el sector servicios supera con creces al trabajo en el sector real de la economía, pues, solo basta con mirar las estadísticas de la fuerza de trabajo y sectores. En el caso venezolano, de cada 10 trabajadores 7 están empleados por el capital (aquí también entran algunos cuenta propistas e independientes) a trabajar en sectores de servicios no transables en el exterior (y que dependen de la importación de bienes y servicios) y, 3 trabajadores son empleados por el capital en el sector real de la economía (dependiente igual de la importación de insumos y materias primas para la producción). Y dudo que esa realidad sea muy diferente en la Argentina.

En ese sentido, mi humilde opinión y partiendo de un previo pconocimiento en Marx (sin verlo como un Dios de la verdad, sino mas bien, viendolo como un humano común y corriente, pero excepcional, rebelde y crítico) opino que, la remarcación de precios más que una cuestión de poder es un problema de productividad del trabajo y de cómo se utiliza el capital y para que fines. Claro está, que la productividad del trabajo está condicionada por múltiples factores. En el caso de América Latina y el Caribe, la baja productividad del trabajo se debe en parte (para no decir que está condicionada), a que, somos una región que sigue dependiendo de los recursos de la tierra y no del trabajo humano propiamente.

La productividad del trabajo en América Latina se ha quedado rezagada en comparación a otras regiones del mundo y eso es lo que explica el movimento inestable de nuestras monedas en relación al dólar, euro, etc. Entonces, decirse que la remarcación de precios es una cuestión de poder (voluntad) es decir también que la tasa de ganancia y el crecimiento del PIB también es una cuestión de poder.

Estos escritos del camarada Julio Gambina vienen bien para la discusión y reflexión en tiempos de crisis, hegemonía y disputas del pensamiento político por la conducción del destino de Nuestra América. Una realidad en pleno desarrollo.

Saludos cordiales,

Jhon.

Enviado desde Yahoo Mail para Android

···

El lun., 7 de nov. de 2022 a la(s) 12:57 a. m., Julio C. Gambina > jcgambina@gmail.com escribió:

La remarcación de precios es una cuestión de poder

Por Julio C. Gambina

No hay duda de que la principal preocupación de la economía argentina, sobre todo para la mayoría de la población de bajos ingresos, es la elevada inflación, resultado del proceso de remarcación de precios, una cuestión de poder.

Desconocemos aun el índice de octubre pasado, que puede haber terminado con una suba de precios igual o superior que la de septiembre.

La inflación había alcanzado un pico en el mes de julio, con un índice del 7,4%, que descendió al 7% en agosto y al 6,2% en septiembre. Esa curva descendente puede revertirse con el resultado que revele en los próximos días el INDEC.

Es un hecho que en la perspectiva del 2022 la inflación anual se acerque al 100%.

No hay ingreso popular (salarios, jubilaciones o subsidios personales) que se acerque a ese nivel de evolución, expresión de la depreciación del dinero en la Argentina.

Muy pocos trabajadores y trabajadoras en organizaciones gremiales que han tenido capacidad de negociación colectiva para defenderse de la evolución de los precios pueden igualar o superar ese indicador

La mayoría de los ingresos populares fijos, sean salarios jubilaciones o planes sociales, no cubrirán de ninguna manera una canasta de precios que en promedio tiende hacia las 3 cifras, en torno al 100%. Claro, sin considerar que en ese promedio hay una cantidad de bienes y servicios que hacen a la reproducción de la vida cotidiana que crecieron por encima.

El problema inflacionario, insistiremos hasta el cansancio, lo sufren la mayoría de la población de menores ingresos, siendo en simultáneo un mecanismo de distribución del ingreso y de la riqueza que concentra ganancias y patrimonios en la minoría enriquecida de la población y actores económicos hegemónicos con independencia del origen del capital.

El que “puede”, remarca

¿Quién provoca las remarcaciones de precios, el incremento que deriva en elevada inflación?

Contestaremos con una tautología: “el que puede”. Cualquiera que este en condiciones de aumentar “puede” hacerlo, aun siendo un pequeño establecimiento comercial o industrial. Si “puede” incrementar el precio, lo hace. Enfatizo él “puede”, porque también insistiremos que la inflación es una cuestión de “poder”.

Remarca el que puede. Vale para un pequeño establecimiento, mediano o grande, pero la realidad es que son muy pocos los que tienen la capacidad de originar el fenómeno. Esos son los grandes operadores y fijadores de precios.

Ellos son los que en origen instalan una cadena de remarcación que se puede, de algún modo, generalizar al conjunto de la sociedad en condiciones de establecer un precio.

Por eso sostenemos que hay que confrontar a la inflación, o sea, al poder, y cada país la confronta en la manera que “puede”.

Políticas antiinflacionarias

La corriente hegemónica del pensamiento económico (neoliberal, liberal ortodoxa, monetarista ortodoxa, se la denomine como se quiera) actúa como está actuando EEUU en este momento. La Reserva Federal (banco central) viene aumentando la tasa de interés, y anticipa que profundizará esa política monetaria si no logra bajar la tendencia alcista de los precios.

De lo que se trata es de enfriar la economía, restringiendo la circulación monetaria. La perspectiva es la desaceleración económica y la tendencia hacia la recesión, con las consabidas consecuencias sociales en materia de cierre de empresas, de cesantías, suspensiones y caídas de los ingresos salariales.

Esa es la receta liberal que se extiende en la política monetaria del orden capitalista contemporáneo. Es la receta de la corriente de política económica que gobierna hoy el capitalismo mundial: en EEUU, en Europa, o en Japón, la receta es aumentar la tasa de interés.

Curiosamente, o no tanto, en Argentina también viene aumentando la tasa de interés. Si en EEUU apuntan a una tasa del 4%, el Banco Central de la República Argentina ha establecido tasas de política monetaria del 75% (nominal anual) o 107,5% (efectiva anual).

Son valores que proyectan imposibilidad de crédito para la expansión de la producción y una mejora en el empleo y la distribución del ingreso.

Entre los principales beneficiarios de esas elevadas tasas de interés, están los sectores especulativos, especialmente la banca, destinatarios de las LELIQ, Letras de Liquidez que emite el banco central para intentar secar la plaza y por lo tanto ir a esa política de austeridad financiera.

Las LELIQ prácticamente duplican la base monetaria y suponen un costo elevado a costa del conjunto de la sociedad y en beneficio de sus tenedores.

Pero claro, EEUU al mismo tiempo establece una legislación compensatoria, caso de la ley antiinflacionaria que apunta cuidar el empleo y la producción local, sobre todo en el sector automotriz y de las autopartes para favorecer la producción local. Eso generó la protesta de la industria de México de fuerte relación productiva y comercial con EEUU, y por supuesto de Europa, donde las automotrices europeas no pueden acompañar lo que acontece con los beneficios de la industria automotriz estadounidense.

Eso muestra a un estado estadounidense con poder para enfrentar al fenómeno inflacionario al modo liberal, aun a costa de sus aliados en la geopolítica global.

¿Y en Argentina qué?

En Argentina la política inflacionaria esta condicionada por el FMI, que en primer lugar pide eliminar subsidios, lo que supone aumentos de tarifas, o sea, aumento de precios, lo que impacta en la inflación.

Al mismo tiempo, el acuerdo sustenta la cancelación de la deuda, que genera intereses cuantiosos a solventar con una acrecida recaudación tributaria.

Convengamos que siendo el IVA la principal recaudación tributaria en el país, la inflación termina siendo funcional a los objetivos de captar recursos para hacer frente a los compromisos externos, con acreedores privados y el FMI. Se trata de un acuerdo a contramano de una política antiinflacionaria.

¿Qué debiera hacer el estado argentino? Confrontar con el poder, con los que definen, en origen, el proceso de remarcación.

Es una cuestión política que requiere cohesión en el poder ejecutivo, que requiere un debate profundo en el poder legislativo y judicial, que demanda una fuerte articulación de las distintas esferas del poder para confrontar con los que deciden los precios.

Para ello se necesita un gran trabajo de consenso en el conjunto de la sociedad, en donde pareciera que ni el oficialismo ni la oposición están en condiciones de hacerlo, puesto que entre ellos se negociaron las reestructuraciones de la deuda desde 1983, recientemente ratificadas, pese a las condiciones excepcionales para denunciar el carácter odioso de la misma, incluso ante el impacto de la pandemia y ahora de la guerra en Ucrania.

Hace falta en Argentina una alternativa política que resuelva y decida una confrontación con el “poder”, responsable de las remarcaciones de precios y por ello, de la elevada inflación.

Buenos Aires, 7 de noviembre de 2022

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYvSEEtyC-aoKKTVEiR8GMnQDYOJfFzM7xAUUvXdk%3DuOcw%40mail.gmail.com.


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/2140079994.595576.1667897953638%40mail.yahoo.com.

Gracias Jhon, interesante tu punto de vista y coincido con el tema de la productividad, recientemente señalado por la CEPAL y que integré en una presentación en SEPLA-REDEM en Río Cuarto, el problema es la especificidad, porque no todas las inflaciones nacionales rondan el 100% y eso tiene que ver con la disputa del excedente económico, que existe con independencia de la productividad. Lo que trato de discutir, para la Argentina y si se quiere, también para Venezuela (coincide esos datos que das, aun cuando para Argentina es 75 a 25 respecto de establecimientos de servicios y de producción), es un tema de competencia intercapitalsita, de lucha de clases. Gracias por comentar,
saludos,
Julio

···

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram

De nada camarada Julio, más bien, gracias a ti, por tú constancia en el tema y por mantenernos actualizado del acontecer en la Argentina. Un abrazo.

Adicionalmente, me gustaría proponer para su evaluación a futuro (entiendo que, actualmente SEPLA está en un periodo de decisión colectiva) que, se debería, con integrantes de cada país, sacar un análisis o apreciación de la inflación y publicarse sus resultados. Sería interesante eso.

Saludos cordiales,

Jhon.

···

El mar., 8 de nov. de 2022 a la(s) 1:02 PM, Julio C. Gambina > jcgambina@gmail.com escribió:

Gracias Jhon, interesante tu punto de vista y coincido con el tema de la productividad, recientemente señalado por la CEPAL y que integé en una presentación en SEPLA-REDEM en Río Cuarto, el problema es la especificidad, porque no todas las inflaciones nacionales rondan el 100% y eso tiene que ver con la disputa del excedente económico, que existe con independencia de la productividad. Lo que trato de discutir, para la Argentina y si se quiere, también para Venezuela (coincide esos datos que das, aun cuando para Argentina es 75 a 25 respecto de establecimientos de servicios y de producción), es un tema de competencia intercapitalsita, de lucha de clases. Gracias por comentar,
saludos,
Julio

El mar, 8 nov 2022 a las 5:59, Jhon Caicedo (<caicedove@yahoo.com>) escribió:

Tanto Argentina como Venezuela, desde hace rato, están marcados por el problema de la inflación. El movimiento de precios en una economía es una situación objetiva cuya explicación deriva de la producción de valor. Tanto en Argentina como en Venezuela, el trabajo en el sector servicios supera con creces al trabajo en el sector real de la economía, pues, solo basta con mirar las estadísticas de la fuerza de trabajo y sectores. En el caso venezolano, de cada 10 trabajadores 7 están empleados por el capital (aquí también entran algunos cuenta propistas e independientes) a trabajar en sectores de servicios no transables en el exterior (y que dependen de la importación de bienes y servicios) y, 3 trabajadores son empleados por el capital en el sector real de la economía (dependiente igual de la importación de insumos y materias primas para la producción). Y dudo que esa realidad sea muy diferente en la Argentina.

En ese sentido, mi humilde opinión y partiendo de un previo pconocimiento en Marx (sin verlo como un Dios de la verdad, sino mas bien, viendolo como un humano común y corriente, pero excepcional, rebelde y crítico) opino que, la remarcación de precios más que una cuestión de poder es un problema de productividad del trabajo y de cómo se utiliza el capital y para que fines. Claro está, que la productividad del trabajo está condicionada por múltiples factores. En el caso de América Latina y el Caribe, la baja productividad del trabajo se debe en parte (para no decir que está condicionada), a que, somos una región que sigue dependiendo de los recursos de la tierra y no del trabajo humano propiamente.

La productividad del trabajo en América Latina se ha quedado rezagada en comparación a otras regiones del mundo y eso es lo que explica el movimento inestable de nuestras monedas en relación al dólar, euro, etc. Entonces, decirse que la remarcación de precios es una cuestión de poder (voluntad) es decir también que la tasa de ganancia y el crecimiento del PIB también es una cuestión de poder.

Estos escritos del camarada Julio Gambina vienen bien para la discusión y reflexión en tiempos de crisis, hegemonía y disputas del pensamiento político por la conducción del destino de Nuestra América. Una realidad en pleno desarrollo.

Saludos cordiales,

Jhon.

Enviado desde Yahoo Mail para Android

El lun., 7 de nov. de 2022 a la(s) 12:57 a. m., Julio C. Gambina > > > <jcgambina@gmail.com> escribió:

La remarcación de precios es una cuestión de poder

Por Julio C. Gambina

No hay duda de que la principal preocupación de la economía argentina, sobre todo para la mayoría de la población de bajos ingresos, es la elevada inflación, resultado del proceso de remarcación de precios, una cuestión de poder.

Desconocemos aun el índice de octubre pasado, que puede haber terminado con una suba de precios igual o superior que la de septiembre.

La inflación había alcanzado un pico en el mes de julio, con un índice del 7,4%, que descendió al 7% en agosto y al 6,2% en septiembre. Esa curva descendente puede revertirse con el resultado que revele en los próximos días el INDEC.

Es un hecho que en la perspectiva del 2022 la inflación anual se acerque al 100%.

No hay ingreso popular (salarios, jubilaciones o subsidios personales) que se acerque a ese nivel de evolución, expresión de la depreciación del dinero en la Argentina.

Muy pocos trabajadores y trabajadoras en organizaciones gremiales que han tenido capacidad de negociación colectiva para defenderse de la evolución de los precios pueden igualar o superar ese indicador

La mayoría de los ingresos populares fijos, sean salarios jubilaciones o planes sociales, no cubrirán de ninguna manera una canasta de precios que en promedio tiende hacia las 3 cifras, en torno al 100%. Claro, sin considerar que en ese promedio hay una cantidad de bienes y servicios que hacen a la reproducción de la vida cotidiana que crecieron por encima.

El problema inflacionario, insistiremos hasta el cansancio, lo sufren la mayoría de la población de menores ingresos, siendo en simultáneo un mecanismo de distribución del ingreso y de la riqueza que concentra ganancias y patrimonios en la minoría enriquecida de la población y actores económicos hegemónicos con independencia del origen del capital.

El que “puede”, remarca

¿Quién provoca las remarcaciones de precios, el incremento que deriva en elevada inflación?

Contestaremos con una tautología: “el que puede”. Cualquiera que este en condiciones de aumentar “puede” hacerlo, aun siendo un pequeño establecimiento comercial o industrial. Si “puede” incrementar el precio, lo hace. Enfatizo él “puede”, porque también insistiremos que la inflación es una cuestión de “poder”.

Remarca el que puede. Vale para un pequeño establecimiento, mediano o grande, pero la realidad es que son muy pocos los que tienen la capacidad de originar el fenómeno. Esos son los grandes operadores y fijadores de precios.

Ellos son los que en origen instalan una cadena de remarcación que se puede, de algún modo, generalizar al conjunto de la sociedad en condiciones de establecer un precio.

Por eso sostenemos que hay que confrontar a la inflación, o sea, al poder, y cada país la confronta en la manera que “puede”.

Políticas antiinflacionarias

La corriente hegemónica del pensamiento económico (neoliberal, liberal ortodoxa, monetarista ortodoxa, se la denomine como se quiera) actúa como está actuando EEUU en este momento. La Reserva Federal (banco central) viene aumentando la tasa de interés, y anticipa que profundizará esa política monetaria si no logra bajar la tendencia alcista de los precios.

De lo que se trata es de enfriar la economía, restringiendo la circulación monetaria. La perspectiva es la desaceleración económica y la tendencia hacia la recesión, con las consabidas consecuencias sociales en materia de cierre de empresas, de cesantías, suspensiones y caídas de los ingresos salariales.

Esa es la receta liberal que se extiende en la política monetaria del orden capitalista contemporáneo. Es la receta de la corriente de política económica que gobierna hoy el capitalismo mundial: en EEUU, en Europa, o en Japón, la receta es aumentar la tasa de interés.

Curiosamente, o no tanto, en Argentina también viene aumentando la tasa de interés. Si en EEUU apuntan a una tasa del 4%, el Banco Central de la República Argentina ha establecido tasas de política monetaria del 75% (nominal anual) o 107,5% (efectiva anual).

Son valores que proyectan imposibilidad de crédito para la expansión de la producción y una mejora en el empleo y la distribución del ingreso.

Entre los principales beneficiarios de esas elevadas tasas de interés, están los sectores especulativos, especialmente la banca, destinatarios de las LELIQ, Letras de Liquidez que emite el banco central para intentar secar la plaza y por lo tanto ir a esa política de austeridad financiera.

Las LELIQ prácticamente duplican la base monetaria y suponen un costo elevado a costa del conjunto de la sociedad y en beneficio de sus tenedores.

Pero claro, EEUU al mismo tiempo establece una legislación compensatoria, caso de la ley antiinflacionaria que apunta cuidar el empleo y la producción local, sobre todo en el sector automotriz y de las autopartes para favorecer la producción local. Eso generó la protesta de la industria de México de fuerte relación productiva y comercial con EEUU, y por supuesto de Europa, donde las automotrices europeas no pueden acompañar lo que acontece con los beneficios de la industria automotriz estadounidense.

Eso muestra a un estado estadounidense con poder para enfrentar al fenómeno inflacionario al modo liberal, aun a costa de sus aliados en la geopolítica global.

¿Y en Argentina qué?

En Argentina la política inflacionaria esta condicionada por el FMI, que en primer lugar pide eliminar subsidios, lo que supone aumentos de tarifas, o sea, aumento de precios, lo que impacta en la inflación.

Al mismo tiempo, el acuerdo sustenta la cancelación de la deuda, que genera intereses cuantiosos a solventar con una acrecida recaudación tributaria.

Convengamos que siendo el IVA la principal recaudación tributaria en el país, la inflación termina siendo funcional a los objetivos de captar recursos para hacer frente a los compromisos externos, con acreedores privados y el FMI. Se trata de un acuerdo a contramano de una política antiinflacionaria.

¿Qué debiera hacer el estado argentino? Confrontar con el poder, con los que definen, en origen, el proceso de remarcación.

Es una cuestión política que requiere cohesión en el poder ejecutivo, que requiere un debate profundo en el poder legislativo y judicial, que demanda una fuerte articulación de las distintas esferas del poder para confrontar con los que deciden los precios.

Para ello se necesita un gran trabajo de consenso en el conjunto de la sociedad, en donde pareciera que ni el oficialismo ni la oposición están en condiciones de hacerlo, puesto que entre ellos se negociaron las reestructuraciones de la deuda desde 1983, recientemente ratificadas, pese a las condiciones excepcionales para denunciar el carácter odioso de la misma, incluso ante el impacto de la pandemia y ahora de la guerra en Ucrania.

Hace falta en Argentina una alternativa política que resuelva y decida una confrontación con el “poder”, responsable de las remarcaciones de precios y por ello, de la elevada inflación.

Buenos Aires, 7 de noviembre de 2022

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYvSEEtyC-aoKKTVEiR8GMnQDYOJfFzM7xAUUvXdk%3DuOcw%40mail.gmail.com.

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYsb0cgOkT8Nf_SZqD3oi03fL0RkLff33hObR%3DuFfA%3DG5w%40mail.gmail.com.


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/1528406063.859891.1667996016856%40mail.yahoo.com.

En efecto Jhon, estamos en PDC y deberías intervenir en ese proceso, estimulando el debate e incluso tu propuesta para cada ámbito nacional,
saludos,
Julio

···

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram

Bueno sí Julio, tienes razón, hay que estimular el debate. Bueno la idea que tengo más o menos (y partiendo de lo que plantea el Banco Mundial de que la inflación mundial estará por lo menos hasta el 2024) era que, se debería sacar (entre los integrantes de SEPLA, quienes quieran claro) un libro donde se recopile artículos sobre la inflación en cada ámbito nacional, partiendo de las particularidades del capitalismo en cada país. En Nuestra América, a pesar de que, compartimos un mismo destino con la dependencia de los recursos del suelo y la baja productividad del trabajo que impera en nuestras fronteras económicas, la inflación marca diferentes tendencias, eso, aún cuando toda América Latina atraviesa la misma crisis capitalista con la pandemia.

Por ejemplo, según he leído, en el marco de la literatura sobre dolarizacion, que los países dolaizados (caso Ecuador) con abultado déficit fiscal no generan inflación que preocupe. En cambio, en el caso argentino, cuando esté país aún mantiene la moneda nacional, genera importantes déficits fiscales que terminan generando inflación. Creo que, en parte, es por eso que el tal Milei le está yendo bien con la propuesta de la dolarizacion, y Venezuela no se queda atrás, para muchos en Venezuela la dolarizacion es una idea atractiva. Sin embargo, también hay casos excepcionales de inflación baja en nuestra América y lo podemos ver en Bolivia, México, Paraguay, entre otros. Casos que merecen ser pensados y estudiados al detalle.

En ese sentido, considero que tocar el tema de la inflación y sus diferentes enfoques teóricos y prácticos (o de evidencia empírica si se denota mejor) en Nuestra América nos permitiría, en primer lugar, estar en vigencia sobre esa problemática (porque mientras exista capitalismo existirá siempre inflación). En segundo lugar, nos daría elementos concretos (teóricos, prácticos, metodológicos y epistemológicos) para el debate nutritivo dentro de la organización y, posteriormente, socializar dichos elementos en foros, universidades, movimientos populares y demás espacios de utilidad, que permitan adentrarnos en esa temática que, a fin de cuentas, nos afecta a todos, especialmente, a las clases trabajadoras.

Bueno hasta acá dejo una primera idea con la finalidad de que el resto de los compañeros puedan seguir aportando más ideas y dársele forma a la idea como algo concreto.

Saludos cordiales,

Jhon.

···

El mié., 9 de nov. de 2022 a la(s) 7:36 a. m., Julio Gambina vía Foro_SEPLA > sepla@sepla21.org escribió:

El mié., 9 de nov. de 2022 a la(s) 7:30 a. m., Julio C. Gambina > jcgambina@gmail.com escribió:

En efecto Jhon, estamos en PDC y deberías intervenir en ese proceso, estimulando el debate e incluso tu propuesta para cada ámbito nacional,
saludos,
Julio

El mié, 9 nov 2022 a las 9:13, Jhon Caicedo (<caicedove@yahoo.com>) escribió:

De nada camarada Julio, más bien, gracias a ti, por tú constancia en el tema y por mantenernos actualizado del acontecer en la Argentina. Un abrazo.

Adicionalmente, me gustaría proponer para su evaluación a futuro (entiendo que, actualmente SEPLA está en un periodo de decisión colectiva) que, se debería, con integrantes de cada país, sacar un análisis o apreciación de la inflación y publicarse sus resultados. Sería interesante eso.

Saludos cordiales,

Jhon.

Enviado desde Yahoo Mail para Android

El mar., 8 de nov. de 2022 a la(s) 1:02 PM, Julio C. Gambina > > > <jcgambina@gmail.com> escribió:

Gracias Jhon, interesante tu punto de vista y coincido con el tema de la productividad, recientemente señalado por la CEPAL y que integé en una presentación en SEPLA-REDEM en Río Cuarto, el problema es la especificidad, porque no todas las inflaciones nacionales rondan el 100% y eso tiene que ver con la disputa del excedente económico, que existe con independencia de la productividad. Lo que trato de discutir, para la Argentina y si se quiere, también para Venezuela (coincide esos datos que das, aun cuando para Argentina es 75 a 25 respecto de establecimientos de servicios y de producción), es un tema de competencia intercapitalsita, de lucha de clases. Gracias por comentar,
saludos,
Julio

El mar, 8 nov 2022 a las 5:59, Jhon Caicedo (<caicedove@yahoo.com>) escribió:

Tanto Argentina como Venezuela, desde hace rato, están marcados por el problema de la inflación. El movimiento de precios en una economía es una situación objetiva cuya explicación deriva de la producción de valor. Tanto en Argentina como en Venezuela, el trabajo en el sector servicios supera con creces al trabajo en el sector real de la economía, pues, solo basta con mirar las estadísticas de la fuerza de trabajo y sectores. En el caso venezolano, de cada 10 trabajadores 7 están empleados por el capital (aquí también entran algunos cuenta propistas e independientes) a trabajar en sectores de servicios no transables en el exterior (y que dependen de la importación de bienes y servicios) y, 3 trabajadores son empleados por el capital en el sector real de la economía (dependiente igual de la importación de insumos y materias primas para la producción). Y dudo que esa realidad sea muy diferente en la Argentina.

En ese sentido, mi humilde opinión y partiendo de un previo pconocimiento en Marx (sin verlo como un Dios de la verdad, sino mas bien, viendolo como un humano común y corriente, pero excepcional, rebelde y crítico) opino que, la remarcación de precios más que una cuestión de poder es un problema de productividad del trabajo y de cómo se utiliza el capital y para que fines. Claro está, que la productividad del trabajo está condicionada por múltiples factores. En el caso de América Latina y el Caribe, la baja productividad del trabajo se debe en parte (para no decir que está condicionada), a que, somos una región que sigue dependiendo de los recursos de la tierra y no del trabajo humano propiamente.

La productividad del trabajo en América Latina se ha quedado rezagada en comparación a otras regiones del mundo y eso es lo que explica el movimento inestable de nuestras monedas en relación al dólar, euro, etc. Entonces, decirse que la remarcación de precios es una cuestión de poder (voluntad) es decir también que la tasa de ganancia y el crecimiento del PIB también es una cuestión de poder.

Estos escritos del camarada Julio Gambina vienen bien para la discusión y reflexión en tiempos de crisis, hegemonía y disputas del pensamiento político por la conducción del destino de Nuestra América. Una realidad en pleno desarrollo.

Saludos cordiales,

Jhon.

Enviado desde Yahoo Mail para Android

El lun., 7 de nov. de 2022 a la(s) 12:57 a. m., Julio C. Gambina > > > > > <jcgambina@gmail.com> escribió:

La remarcación de precios es una cuestión de poder

Por Julio C. Gambina

No hay duda de que la principal preocupación de la economía argentina, sobre todo para la mayoría de la población de bajos ingresos, es la elevada inflación, resultado del proceso de remarcación de precios, una cuestión de poder.

Desconocemos aun el índice de octubre pasado, que puede haber terminado con una suba de precios igual o superior que la de septiembre.

La inflación había alcanzado un pico en el mes de julio, con un índice del 7,4%, que descendió al 7% en agosto y al 6,2% en septiembre. Esa curva descendente puede revertirse con el resultado que revele en los próximos días el INDEC.

Es un hecho que en la perspectiva del 2022 la inflación anual se acerque al 100%.

No hay ingreso popular (salarios, jubilaciones o subsidios personales) que se acerque a ese nivel de evolución, expresión de la depreciación del dinero en la Argentina.

Muy pocos trabajadores y trabajadoras en organizaciones gremiales que han tenido capacidad de negociación colectiva para defenderse de la evolución de los precios pueden igualar o superar ese indicador

La mayoría de los ingresos populares fijos, sean salarios jubilaciones o planes sociales, no cubrirán de ninguna manera una canasta de precios que en promedio tiende hacia las 3 cifras, en torno al 100%. Claro, sin considerar que en ese promedio hay una cantidad de bienes y servicios que hacen a la reproducción de la vida cotidiana que crecieron por encima.

El problema inflacionario, insistiremos hasta el cansancio, lo sufren la mayoría de la población de menores ingresos, siendo en simultáneo un mecanismo de distribución del ingreso y de la riqueza que concentra ganancias y patrimonios en la minoría enriquecida de la población y actores económicos hegemónicos con independencia del origen del capital.

El que “puede”, remarca

¿Quién provoca las remarcaciones de precios, el incremento que deriva en elevada inflación?

Contestaremos con una tautología: “el que puede”. Cualquiera que este en condiciones de aumentar “puede” hacerlo, aun siendo un pequeño establecimiento comercial o industrial. Si “puede” incrementar el precio, lo hace. Enfatizo él “puede”, porque también insistiremos que la inflación es una cuestión de “poder”.

Remarca el que puede. Vale para un pequeño establecimiento, mediano o grande, pero la realidad es que son muy pocos los que tienen la capacidad de originar el fenómeno. Esos son los grandes operadores y fijadores de precios.

Ellos son los que en origen instalan una cadena de remarcación que se puede, de algún modo, generalizar al conjunto de la sociedad en condiciones de establecer un precio.

Por eso sostenemos que hay que confrontar a la inflación, o sea, al poder, y cada país la confronta en la manera que “puede”.

Políticas antiinflacionarias

La corriente hegemónica del pensamiento económico (neoliberal, liberal ortodoxa, monetarista ortodoxa, se la denomine como se quiera) actúa como está actuando EEUU en este momento. La Reserva Federal (banco central) viene aumentando la tasa de interés, y anticipa que profundizará esa política monetaria si no logra bajar la tendencia alcista de los precios.

De lo que se trata es de enfriar la economía, restringiendo la circulación monetaria. La perspectiva es la desaceleración económica y la tendencia hacia la recesión, con las consabidas consecuencias sociales en materia de cierre de empresas, de cesantías, suspensiones y caídas de los ingresos salariales.

Esa es la receta liberal que se extiende en la política monetaria del orden capitalista contemporáneo. Es la receta de la corriente de política económica que gobierna hoy el capitalismo mundial: en EEUU, en Europa, o en Japón, la receta es aumentar la tasa de interés.

Curiosamente, o no tanto, en Argentina también viene aumentando la tasa de interés. Si en EEUU apuntan a una tasa del 4%, el Banco Central de la República Argentina ha establecido tasas de política monetaria del 75% (nominal anual) o 107,5% (efectiva anual).

Son valores que proyectan imposibilidad de crédito para la expansión de la producción y una mejora en el empleo y la distribución del ingreso.

Entre los principales beneficiarios de esas elevadas tasas de interés, están los sectores especulativos, especialmente la banca, destinatarios de las LELIQ, Letras de Liquidez que emite el banco central para intentar secar la plaza y por lo tanto ir a esa política de austeridad financiera.

Las LELIQ prácticamente duplican la base monetaria y suponen un costo elevado a costa del conjunto de la sociedad y en beneficio de sus tenedores.

Pero claro, EEUU al mismo tiempo establece una legislación compensatoria, caso de la ley antiinflacionaria que apunta cuidar el empleo y la producción local, sobre todo en el sector automotriz y de las autopartes para favorecer la producción local. Eso generó la protesta de la industria de México de fuerte relación productiva y comercial con EEUU, y por supuesto de Europa, donde las automotrices europeas no pueden acompañar lo que acontece con los beneficios de la industria automotriz estadounidense.

Eso muestra a un estado estadounidense con poder para enfrentar al fenómeno inflacionario al modo liberal, aun a costa de sus aliados en la geopolítica global.

¿Y en Argentina qué?

En Argentina la política inflacionaria esta condicionada por el FMI, que en primer lugar pide eliminar subsidios, lo que supone aumentos de tarifas, o sea, aumento de precios, lo que impacta en la inflación.

Al mismo tiempo, el acuerdo sustenta la cancelación de la deuda, que genera intereses cuantiosos a solventar con una acrecida recaudación tributaria.

Convengamos que siendo el IVA la principal recaudación tributaria en el país, la inflación termina siendo funcional a los objetivos de captar recursos para hacer frente a los compromisos externos, con acreedores privados y el FMI. Se trata de un acuerdo a contramano de una política antiinflacionaria.

¿Qué debiera hacer el estado argentino? Confrontar con el poder, con los que definen, en origen, el proceso de remarcación.

Es una cuestión política que requiere cohesión en el poder ejecutivo, que requiere un debate profundo en el poder legislativo y judicial, que demanda una fuerte articulación de las distintas esferas del poder para confrontar con los que deciden los precios.

Para ello se necesita un gran trabajo de consenso en el conjunto de la sociedad, en donde pareciera que ni el oficialismo ni la oposición están en condiciones de hacerlo, puesto que entre ellos se negociaron las reestructuraciones de la deuda desde 1983, recientemente ratificadas, pese a las condiciones excepcionales para denunciar el carácter odioso de la misma, incluso ante el impacto de la pandemia y ahora de la guerra en Ucrania.

Hace falta en Argentina una alternativa política que resuelva y decida una confrontación con el “poder”, responsable de las remarcaciones de precios y por ello, de la elevada inflación.

Buenos Aires, 7 de noviembre de 2022

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYvSEEtyC-aoKKTVEiR8GMnQDYOJfFzM7xAUUvXdk%3DuOcw%40mail.gmail.com.

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYsb0cgOkT8Nf_SZqD3oi03fL0RkLff33hObR%3DuFfA%3DG5w%40mail.gmail.com.

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/1139048289.912754.1668012769873%40mail.yahoo.com.

Bien Jhon!!! Ojalá tomen la posta otros compañeros y otras compañeras y extendamos el necesario debate en este PDC…; saludos

El El mié, 9 nov. 2022 a la(s) 13:53, Jhon Caicedo <caicedove@yahoo.com> escribió:

···

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram

Hay que agregar eso al Plan de Trabajo que se proponga, junto a otras iniciativas. En todos países podemos buscar algún cro/cra que trabaje esos temas, sea o no se SEPLA. Lo relevante es el enfoque crítico y la economía política.
Saludos,

David Debrott S. Ing. Comercial - Economista Teléfono Celular: (56 96) 8491871 Correo Electrónico: ddebrott@yahoo.es Skype: david.debrott

En miércoles, 9 de noviembre de 2022, 14:33:14 GMT-3, Julio C. Gambina jcgambina@gmail.com escribió:

Bien Jhon!!! Ojalá tomen la posta otros compañeros y otras compañeras y extendamos el necesario debate en este PDC…; saludos

El El mié, 9 nov. 2022 a la(s) 13:53, Jhon Caicedo <caicedove@yahoo.com> escribió:

···

Bueno sí Julio, tienes razón, hay que estimular el debate. Bueno la idea que tengo más o menos (y partiendo de lo que plantea el Banco Mundial de que la inflación mundial estará por lo menos hasta el 2024) era que, se debería sacar (entre los integrantes de SEPLA, quienes quieran claro) un libro donde se recopile artículos sobre la inflación en cada ámbito nacional, partiendo de las particularidades del capitalismo en cada país. En Nuestra América, a pesar de que, compartimos un mismo destino con la dependencia de los recursos del suelo y la baja productividad del trabajo que impera en nuestras fronteras económicas, la inflación marca diferentes tendencias, eso, aún cuando toda América Latina atraviesa la misma crisis capitalista con la pandemia.

Por ejemplo, según he leído, en el marco de la literatura sobre dolarizacion, que los países dolaizados (caso Ecuador) con abultado déficit fiscal no generan inflación que preocupe. En cambio, en el caso argentino, cuando esté país aún mantiene la moneda nacional, genera importantes déficits fiscales que terminan generando inflación. Creo que, en parte, es por eso que el tal Milei le está yendo bien con la propuesta de la dolarizacion, y Venezuela no se queda atrás, para muchos en Venezuela la dolarizacion es una idea atractiva. Sin embargo, también hay casos excepcionales de inflación baja en nuestra América y lo podemos ver en Bolivia, México, Paraguay, entre otros. Casos que merecen ser pensados y estudiados al detalle.

En ese sentido, considero que tocar el tema de la inflación y sus diferentes enfoques teóricos y prácticos (o de evidencia empírica si se denota mejor) en Nuestra América nos permitiría, en primer lugar, estar en vigencia sobre esa problemática (porque mientras exista capitalismo existirá siempre inflación). En segundo lugar, nos daría elementos concretos (teóricos, prácticos, metodológicos y epistemológicos) para el debate nutritivo dentro de la organización y, posteriormente, socializar dichos elementos en foros, universidades, movimientos populares y demás espacios de utilidad, que permitan adentrarnos en esa temática que, a fin de cuentas, nos afecta a todos, especialmente, a las clases trabajadoras.

Bueno hasta acá dejo una primera idea con la finalidad de que el resto de los compañeros puedan seguir aportando más ideas y dársele forma a la idea como algo concreto.

Saludos cordiales,

Jhon.

Enviado desde Yahoo Mail para Android

El mié., 9 de nov. de 2022 a la(s) 7:36 a. m., Julio Gambina vía Foro_SEPLA > > <sepla@sepla21.org> escribió:

Enviado desde Yahoo Mail para Android

El mié., 9 de nov. de 2022 a la(s) 7:30 a. m., Julio C. Gambina > > <jcgambina@gmail.com> escribió:

En efecto Jhon, estamos en PDC y deberías intervenir en ese proceso, estimulando el debate e incluso tu propuesta para cada ámbito nacional,
saludos,
Julio

El mié, 9 nov 2022 a las 9:13, Jhon Caicedo (<caicedove@yahoo.com>) escribió:

De nada camarada Julio, más bien, gracias a ti, por tú constancia en el tema y por mantenernos actualizado del acontecer en la Argentina. Un abrazo.

Adicionalmente, me gustaría proponer para su evaluación a futuro (entiendo que, actualmente SEPLA está en un periodo de decisión colectiva) que, se debería, con integrantes de cada país, sacar un análisis o apreciación de la inflación y publicarse sus resultados. Sería interesante eso.

Saludos cordiales,

Jhon.

Enviado desde Yahoo Mail para Android

El mar., 8 de nov. de 2022 a la(s) 1:02 PM, Julio C. Gambina > > > > <jcgambina@gmail.com> escribió:

Gracias Jhon, interesante tu punto de vista y coincido con el tema de la productividad, recientemente señalado por la CEPAL y que integé en una presentación en SEPLA-REDEM en Río Cuarto, el problema es la especificidad, porque no todas las inflaciones nacionales rondan el 100% y eso tiene que ver con la disputa del excedente económico, que existe con independencia de la productividad. Lo que trato de discutir, para la Argentina y si se quiere, también para Venezuela (coincide esos datos que das, aun cuando para Argentina es 75 a 25 respecto de establecimientos de servicios y de producción), es un tema de competencia intercapitalsita, de lucha de clases. Gracias por comentar,
saludos,
Julio

El mar, 8 nov 2022 a las 5:59, Jhon Caicedo (<caicedove@yahoo.com>) escribió:

Tanto Argentina como Venezuela, desde hace rato, están marcados por el problema de la inflación. El movimiento de precios en una economía es una situación objetiva cuya explicación deriva de la producción de valor. Tanto en Argentina como en Venezuela, el trabajo en el sector servicios supera con creces al trabajo en el sector real de la economía, pues, solo basta con mirar las estadísticas de la fuerza de trabajo y sectores. En el caso venezolano, de cada 10 trabajadores 7 están empleados por el capital (aquí también entran algunos cuenta propistas e independientes) a trabajar en sectores de servicios no transables en el exterior (y que dependen de la importación de bienes y servicios) y, 3 trabajadores son empleados por el capital en el sector real de la economía (dependiente igual de la importación de insumos y materias primas para la producción). Y dudo que esa realidad sea muy diferente en la Argentina.

En ese sentido, mi humilde opinión y partiendo de un previo pconocimiento en Marx (sin verlo como un Dios de la verdad, sino mas bien, viendolo como un humano común y corriente, pero excepcional, rebelde y crítico) opino que, la remarcación de precios más que una cuestión de poder es un problema de productividad del trabajo y de cómo se utiliza el capital y para que fines. Claro está, que la productividad del trabajo está condicionada por múltiples factores. En el caso de América Latina y el Caribe, la baja productividad del trabajo se debe en parte (para no decir que está condicionada), a que, somos una región que sigue dependiendo de los recursos de la tierra y no del trabajo humano propiamente.

La productividad del trabajo en América Latina se ha quedado rezagada en comparación a otras regiones del mundo y eso es lo que explica el movimento inestable de nuestras monedas en relación al dólar, euro, etc. Entonces, decirse que la remarcación de precios es una cuestión de poder (voluntad) es decir también que la tasa de ganancia y el crecimiento del PIB también es una cuestión de poder.

Estos escritos del camarada Julio Gambina vienen bien para la discusión y reflexión en tiempos de crisis, hegemonía y disputas del pensamiento político por la conducción del destino de Nuestra América. Una realidad en pleno desarrollo.

Saludos cordiales,

Jhon.

Enviado desde Yahoo Mail para Android

El lun., 7 de nov. de 2022 a la(s) 12:57 a. m., Julio C. Gambina > > > > > > <jcgambina@gmail.com> escribió:

La remarcación de precios es una cuestión de poder

Por Julio C. Gambina

No hay duda de que la principal preocupación de la economía argentina, sobre todo para la mayoría de la población de bajos ingresos, es la elevada inflación, resultado del proceso de remarcación de precios, una cuestión de poder.

Desconocemos aun el índice de octubre pasado, que puede haber terminado con una suba de precios igual o superior que la de septiembre.

La inflación había alcanzado un pico en el mes de julio, con un índice del 7,4%, que descendió al 7% en agosto y al 6,2% en septiembre. Esa curva descendente puede revertirse con el resultado que revele en los próximos días el INDEC.

Es un hecho que en la perspectiva del 2022 la inflación anual se acerque al 100%.

No hay ingreso popular (salarios, jubilaciones o subsidios personales) que se acerque a ese nivel de evolución, expresión de la depreciación del dinero en la Argentina.

Muy pocos trabajadores y trabajadoras en organizaciones gremiales que han tenido capacidad de negociación colectiva para defenderse de la evolución de los precios pueden igualar o superar ese indicador

La mayoría de los ingresos populares fijos, sean salarios jubilaciones o planes sociales, no cubrirán de ninguna manera una canasta de precios que en promedio tiende hacia las 3 cifras, en torno al 100%. Claro, sin considerar que en ese promedio hay una cantidad de bienes y servicios que hacen a la reproducción de la vida cotidiana que crecieron por encima.

El problema inflacionario, insistiremos hasta el cansancio, lo sufren la mayoría de la población de menores ingresos, siendo en simultáneo un mecanismo de distribución del ingreso y de la riqueza que concentra ganancias y patrimonios en la minoría enriquecida de la población y actores económicos hegemónicos con independencia del origen del capital.

El que “puede”, remarca

¿Quién provoca las remarcaciones de precios, el incremento que deriva en elevada inflación?

Contestaremos con una tautología: “el que puede”. Cualquiera que este en condiciones de aumentar “puede” hacerlo, aun siendo un pequeño establecimiento comercial o industrial. Si “puede” incrementar el precio, lo hace. Enfatizo él “puede”, porque también insistiremos que la inflación es una cuestión de “poder”.

Remarca el que puede. Vale para un pequeño establecimiento, mediano o grande, pero la realidad es que son muy pocos los que tienen la capacidad de originar el fenómeno. Esos son los grandes operadores y fijadores de precios.

Ellos son los que en origen instalan una cadena de remarcación que se puede, de algún modo, generalizar al conjunto de la sociedad en condiciones de establecer un precio.

Por eso sostenemos que hay que confrontar a la inflación, o sea, al poder, y cada país la confronta en la manera que “puede”.

Políticas antiinflacionarias

La corriente hegemónica del pensamiento económico (neoliberal, liberal ortodoxa, monetarista ortodoxa, se la denomine como se quiera) actúa como está actuando EEUU en este momento. La Reserva Federal (banco central) viene aumentando la tasa de interés, y anticipa que profundizará esa política monetaria si no logra bajar la tendencia alcista de los precios.

De lo que se trata es de enfriar la economía, restringiendo la circulación monetaria. La perspectiva es la desaceleración económica y la tendencia hacia la recesión, con las consabidas consecuencias sociales en materia de cierre de empresas, de cesantías, suspensiones y caídas de los ingresos salariales.

Esa es la receta liberal que se extiende en la política monetaria del orden capitalista contemporáneo. Es la receta de la corriente de política económica que gobierna hoy el capitalismo mundial: en EEUU, en Europa, o en Japón, la receta es aumentar la tasa de interés.

Curiosamente, o no tanto, en Argentina también viene aumentando la tasa de interés. Si en EEUU apuntan a una tasa del 4%, el Banco Central de la República Argentina ha establecido tasas de política monetaria del 75% (nominal anual) o 107,5% (efectiva anual).

Son valores que proyectan imposibilidad de crédito para la expansión de la producción y una mejora en el empleo y la distribución del ingreso.

Entre los principales beneficiarios de esas elevadas tasas de interés, están los sectores especulativos, especialmente la banca, destinatarios de las LELIQ, Letras de Liquidez que emite el banco central para intentar secar la plaza y por lo tanto ir a esa política de austeridad financiera.

Las LELIQ prácticamente duplican la base monetaria y suponen un costo elevado a costa del conjunto de la sociedad y en beneficio de sus tenedores.

Pero claro, EEUU al mismo tiempo establece una legislación compensatoria, caso de la ley antiinflacionaria que apunta cuidar el empleo y la producción local, sobre todo en el sector automotriz y de las autopartes para favorecer la producción local. Eso generó la protesta de la industria de México de fuerte relación productiva y comercial con EEUU, y por supuesto de Europa, donde las automotrices europeas no pueden acompañar lo que acontece con los beneficios de la industria automotriz estadounidense.

Eso muestra a un estado estadounidense con poder para enfrentar al fenómeno inflacionario al modo liberal, aun a costa de sus aliados en la geopolítica global.

¿Y en Argentina qué?

En Argentina la política inflacionaria esta condicionada por el FMI, que en primer lugar pide eliminar subsidios, lo que supone aumentos de tarifas, o sea, aumento de precios, lo que impacta en la inflación.

Al mismo tiempo, el acuerdo sustenta la cancelación de la deuda, que genera intereses cuantiosos a solventar con una acrecida recaudación tributaria.

Convengamos que siendo el IVA la principal recaudación tributaria en el país, la inflación termina siendo funcional a los objetivos de captar recursos para hacer frente a los compromisos externos, con acreedores privados y el FMI. Se trata de un acuerdo a contramano de una política antiinflacionaria.

¿Qué debiera hacer el estado argentino? Confrontar con el poder, con los que definen, en origen, el proceso de remarcación.

Es una cuestión política que requiere cohesión en el poder ejecutivo, que requiere un debate profundo en el poder legislativo y judicial, que demanda una fuerte articulación de las distintas esferas del poder para confrontar con los que deciden los precios.

Para ello se necesita un gran trabajo de consenso en el conjunto de la sociedad, en donde pareciera que ni el oficialismo ni la oposición están en condiciones de hacerlo, puesto que entre ellos se negociaron las reestructuraciones de la deuda desde 1983, recientemente ratificadas, pese a las condiciones excepcionales para denunciar el carácter odioso de la misma, incluso ante el impacto de la pandemia y ahora de la guerra en Ucrania.

Hace falta en Argentina una alternativa política que resuelva y decida una confrontación con el “poder”, responsable de las remarcaciones de precios y por ello, de la elevada inflación.

Buenos Aires, 7 de noviembre de 2022

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYvSEEtyC-aoKKTVEiR8GMnQDYOJfFzM7xAUUvXdk%3DuOcw%40mail.gmail.com.

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYsb0cgOkT8Nf_SZqD3oi03fL0RkLff33hObR%3DuFfA%3DG5w%40mail.gmail.com.

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYuUEEw%3DWmokUDBuJf78ng4AC%2Bidm4Fx9rR%3DzGw-OpxigA%40mail.gmail.com.


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/1909201848.3325869.1668015464442%40mail.yahoo.com.

Bueno, interesante q se sostenga el debate…; con propuestas para sumar al Plan de Trabajo,
Saludos

El El mié, 9 nov. 2022 a la(s) 14:37, David E. Debrott Sánchez <ddebrott@yahoo.es> escribió:

···

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram

Poder capitalista e inflación

Welbin Romero Jirón

9/11/2022

La aseveración de que la inflación es un problema de poder, es en buena medida cierta. La inflación es un fenómeno endógeno del sistema capitalista, desde Adam Smith la economía capitalista plantea que en un ambiente de competencia perfecta los únicos estímulos al aumento de la oferta son el aumento (relativo) del precio del bien en cuestión y la reducción (relativa) de costos. En este sentido, se debe esperar que los precios suban constantemente, como en efecto lo hacen y con lo cual hemos aprendido a convivir, lo hemos normalizado en el sentido de Gramsci.

En la vida real -no hay competencia perfecta, las cadenas productivas funcionan a partir de una empresa líder o un grupo reducido de empresas que ejercen la gobernanza en dicha cadena y normalmente tiene poder de mercado para influir en los precios, lo que llamamos poder monopólico-, la información es asimetrica y los estados nacionales intervienen en los mercados…, el problema se presenta cuando la inflación adquiere niveles elevados.

No obstante, ¿qué es un nivel elevado de inflación?, es algo sobre lo que los especialistas aún debaten, para el neoliberalismo actual, pareciera que algo encima del 5% anual es un nivel critico que requiere de un plan de estabilización; ajuste de las cuentas fiscales, en especial, reducción del gasto público y aumento de la tasa de interés bancarias -aunque en Nicaragua esto último no funcione, ya que la banca presenta uno de los comportamientos monopolistas de menor pudor en el país-, la depreciación de la moneda que se utilizó ampliamente en los setenta y ochenta, al parecer la han dejado de utilizar por su efecto inflacionario directo.

Investigaciones sobre la relación entre inflación y crecimiento unas apuntan a un vinculo negativos; a mayor inflación menor crecimiento (ver cualquier investigación del tema del FMI) y otras solo encuentran relaciones significativas después de niveles de 65% anual (ver Moreno-Brid, Rivas & Villareal, Inflación y Crecimiento Económico, investigación económica, vol. LXXIII, núm. 290, octubre-diciembre de 2014, pp. 3-23), una discusión breve del tema en Stiglizt, Joseph, El Precio de la Desigualdad, Taurus, 2012.

El excesivo énfasis que el neoliberalismo asigna a la inflación se debe a que los tenedores de dinero nacional pierden volúmenes significativos de dinero, originado en lo que denominan impuesto inflacionario, aunque a ellos les gusta decir que el énfasis es en defensa de los salarios. Hasta aquí, intento decir que es un fenómeno que le gusta a los capitalistas, pero solo hasta cierto punto, esto es el nivel en el que tiene la certeza que su precio relativo ha tomado ventaja sobre el resto, incluido los costos.

Por otro lado, hay distintos orígenes de la inflación, hay inflación originada en la demanda, un exceso de demanda provoca el aumento generalizado de los precios, el exceso de demanda puede estar generado en cualquiera de los elementos que la constituyen, también la inflación puede estar originada en un déficit de oferta, puede tratarse de inflación importada, valido para bienes finales, intermedios, insumos y materias primas, los tres últimos se denominan inflación de costos, como la que enfrenta el mundo actualmente.

Con lo cual no todos los procesos inflacionarios son controlados por el capital, ya que algunos casos se originan en deficiencias en el funcionamiento del mismo sistema capitalista. En lo que no hay dudas sobre el efecto del poder en los procesos inflacionarios, es en quien gana y quien pierde, en general, los que ganan son quienes pueden ajustar sus precios al ritmo de la inflación e incluso por encima de esta, y esos no son precisamente los sectores de menor ingreso.

Los asalariados, por ejemplo, no logran ajustar los salarios, el precio del trabajo, al ritmo de la inflación y en los casos que lo han logrado, por lo general, solo lo hacen con un ajuste a la inflación pasada, por lo que siempre hay perdida, que constituye a su vez la ganancia de los ganadores, los autoempleados, los negocios pequeños y medianos, también no logran ajustar sus precios al ritmo de la inflación, sus ventas dependen de los asalariados.

Adicionalmente, los asalariados deben enfrentar una nueva conceptualización, la inflación de salarios, como se ha dado en llamar al fenómeno en el que los aumentos de salarios se traducen en aumentos en el ritmo de la inflación, que aun cuando es un fenómeno poco estudiado, ya es motivo de recomendaciones del FMI, frente al aumento de la inflación no se deben incrementar los salarios para no echar leña al fuego, de hecho lo hicieron en la presente crisis (ver https://www.imf.org/en/Blogs/Articles/2022/10/05/wage-price-spiral-risks-appear-contained-despite-high-inflation?utm_medium=email&utm_source=govdelivery).

Inevitable la pregunta; ¿por qué si los capitalistas obtienen ganancias de niveles altos de inflación, la prefieren baja?, por que a medida que la inflación aumenta se incrementan los niveles de incertidumbre, si bien el capital es ganador en general, dentro de los capitalistas también hay ganadores y perdedores, y obviamente ninguno quiere ser perdedor y como acostumbraba decir un notable economista expresidente del Banco Central, centavito en mano…

En resumen, la inflación es un problema intrínseco a la economía capitalista que las sociedades hemos normalizado en aras del crecimiento, sin que haya consenso de los economistas, sobre el nivel que debe considerarse normal. Debido a desajustes en el funcionamiento de la economía capitalista, en ciertas circunstancias la inflación alcanza niveles que afectan la certidumbre de los agentes económicos. Y es en estos dos sentidos que la inflación es también un problema de poder; primero, en la puja capitalista porque su precio relativo crezca y segundo, por ser ganador entre los ganadores, una vez que la inflación se constituyó en un problema de requiere de atención.

De esta forma, los capitalistas, que en nuestros países se manifiestan con comportamientos monopolistas, gracias a las políticas de mercado -para nada- libre, ejercen su poder de negociación, coacción y cooptación frente a los sindicatos, negando el ajuste de los salarios, y frente a los negocios pequeños y medianos, vendiéndole caro los bienes intermedios, materias primas e insumos y en contraposición, comprándoles baratos los bienes finales, notorio en la producción agrícola de alimentos.

La economía política de la inflación, es un tema sobre el que aún hay que ahondar, el neoliberalismo ha creado un conjunto de conceptos alrededor de la inflación tendientes a facilitar las cosas al capital, de forma que las políticas de recorte o contención del gasto público con fines anti inflacionarios, se impulsan en defensa de los más pobres, los salarios no se ajustan para defender a los trabajadores, etc.

Desde la izquierda no se han desarrollado conceptos que efectivamente hagan una contra cultura a los conceptos que promueve el FMI, de lejos se escuchan a ciertos economistas en trabajos académicos, que poco llegan a los menos favorecidos, entre ellos a los Novel Stiglitz y Krugman, pero que aún está lejos de constituir una cultura alternativa para los trabajadores de todos los tipos.

– Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google. Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a . Para ver esta conversación en el sitio web, visita .

···

De: sepla_oficial@googlegroups.com sepla_oficial@googlegroups.com en nombre de Julio C. Gambina jcgambina@gmail.com
Enviado: domingo, 6 de noviembre de 2022 23:56
Para: SEPLA oficial sepla_oficial@googlegroups.com
Asunto: [SEPLA-Lista-Oficial3108] La inflación como cuestión del PODER

La remarcación de precios es una cuestión de poder

Por Julio C. Gambina

No hay duda de que la principal preocupación de la economía argentina, sobre todo para la mayoría de la población de bajos ingresos, es la elevada inflación, resultado del proceso de remarcación de precios, una cuestión de poder.

Desconocemos aun el índice de octubre pasado, que puede haber terminado con una suba de precios igual o superior que la de septiembre.

La inflación había alcanzado un pico en el mes de julio, con un índice del 7,4%, que descendió al 7% en agosto y al 6,2% en septiembre. Esa curva descendente puede revertirse con el resultado que revele en los próximos días el INDEC.

Es un hecho que en la perspectiva del 2022 la inflación anual se acerque al 100%.

No hay ingreso popular (salarios, jubilaciones o subsidios personales) que se acerque a ese nivel de evolución, expresión de la depreciación del dinero en la Argentina.

Muy pocos trabajadores y trabajadoras en organizaciones gremiales que han tenido capacidad de negociación colectiva para defenderse de la evolución de los precios pueden igualar o superar ese indicador

La mayoría de los ingresos populares fijos, sean salarios jubilaciones o planes sociales, no cubrirán de ninguna manera una canasta de precios que en promedio tiende hacia las 3 cifras, en torno al 100%. Claro, sin considerar que en ese promedio hay una cantidad de bienes y servicios que hacen a la reproducción de la vida cotidiana que crecieron por encima.

El problema inflacionario, insistiremos hasta el cansancio, lo sufren la mayoría de la población de menores ingresos, siendo en simultáneo un mecanismo de distribución del ingreso y de la riqueza que concentra ganancias y patrimonios en la minoría enriquecida de la población y actores económicos hegemónicos con independencia del origen del capital.

El que “puede”, remarca

¿Quién provoca las remarcaciones de precios, el incremento que deriva en elevada inflación?

Contestaremos con una tautología: “el que puede”. Cualquiera que este en condiciones de aumentar “puede” hacerlo, aun siendo un pequeño establecimiento comercial o industrial. Si “puede” incrementar el precio, lo hace. Enfatizo él “puede”, porque también insistiremos que la inflación es una cuestión de “poder”.

Remarca el que puede. Vale para un pequeño establecimiento, mediano o grande, pero la realidad es que son muy pocos los que tienen la capacidad de originar el fenómeno. Esos son los grandes operadores y fijadores de precios.

Ellos son los que en origen instalan una cadena de remarcación que se puede, de algún modo, generalizar al conjunto de la sociedad en condiciones de establecer un precio.

Por eso sostenemos que hay que confrontar a la inflación, o sea, al poder, y cada país la confronta en la manera que “puede”.

Políticas antiinflacionarias

La corriente hegemónica del pensamiento económico (neoliberal, liberal ortodoxa, monetarista ortodoxa, se la denomine como se quiera) actúa como está actuando EEUU en este momento. La Reserva Federal (banco central) viene aumentando la tasa de interés, y anticipa que profundizará esa política monetaria si no logra bajar la tendencia alcista de los precios.

De lo que se trata es de enfriar la economía, restringiendo la circulación monetaria. La perspectiva es la desaceleración económica y la tendencia hacia la recesión, con las consabidas consecuencias sociales en materia de cierre de empresas, de cesantías, suspensiones y caídas de los ingresos salariales.

Esa es la receta liberal que se extiende en la política monetaria del orden capitalista contemporáneo. Es la receta de la corriente de política económica que gobierna hoy el capitalismo mundial: en EEUU, en Europa, o en Japón, la receta es aumentar la tasa de interés.

Curiosamente, o no tanto, en Argentina también viene aumentando la tasa de interés. Si en EEUU apuntan a una tasa del 4%, el Banco Central de la República Argentina ha establecido tasas de política monetaria del 75% (nominal anual) o 107,5% (efectiva anual).

Son valores que proyectan imposibilidad de crédito para la expansión de la producción y una mejora en el empleo y la distribución del ingreso.

Entre los principales beneficiarios de esas elevadas tasas de interés, están los sectores especulativos, especialmente la banca, destinatarios de las LELIQ, Letras de Liquidez que emite el banco central para intentar secar la plaza y por lo tanto ir a esa política de austeridad financiera.

Las LELIQ prácticamente duplican la base monetaria y suponen un costo elevado a costa del conjunto de la sociedad y en beneficio de sus tenedores.

Pero claro, EEUU al mismo tiempo establece una legislación compensatoria, caso de la ley antiinflacionaria que apunta cuidar el empleo y la producción local, sobre todo en el sector automotriz y de las autopartes para favorecer la producción local. Eso generó la protesta de la industria de México de fuerte relación productiva y comercial con EEUU, y por supuesto de Europa, donde las automotrices europeas no pueden acompañar lo que acontece con los beneficios de la industria automotriz estadounidense.

Eso muestra a un estado estadounidense con poder para enfrentar al fenómeno inflacionario al modo liberal, aun a costa de sus aliados en la geopolítica global.

¿Y en Argentina qué?

En Argentina la política inflacionaria esta condicionada por el FMI, que en primer lugar pide eliminar subsidios, lo que supone aumentos de tarifas, o sea, aumento de precios, lo que impacta en la inflación.

Al mismo tiempo, el acuerdo sustenta la cancelación de la deuda, que genera intereses cuantiosos a solventar con una acrecida recaudación tributaria.

Convengamos que siendo el IVA la principal recaudación tributaria en el país, la inflación termina siendo funcional a los objetivos de captar recursos para hacer frente a los compromisos externos, con acreedores privados y el FMI. Se trata de un acuerdo a contramano de una política antiinflacionaria.

¿Qué debiera hacer el estado argentino? Confrontar con el poder, con los que definen, en origen, el proceso de remarcación.

Es una cuestión política que requiere cohesión en el poder ejecutivo, que requiere un debate profundo en el poder legislativo y judicial, que demanda una fuerte articulación de las distintas esferas del poder para confrontar con los que deciden los precios.

Para ello se necesita un gran trabajo de consenso en el conjunto de la sociedad, en donde pareciera que ni el oficialismo ni la oposición están en condiciones de hacerlo, puesto que entre ellos se negociaron las reestructuraciones de la deuda desde 1983, recientemente ratificadas, pese a las condiciones excepcionales para denunciar el carácter odioso de la misma, incluso ante el impacto de la pandemia y ahora de la guerra en Ucrania.

Hace falta en Argentina una alternativa política que resuelva y decida una confrontación con el “poder”, responsable de las remarcaciones de precios y por ello, de la elevada inflación.

Buenos Aires, 7 de noviembre de 2022

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYvSEEtyC-aoKKTVEiR8GMnQDYOJfFzM7xAUUvXdk%3DuOcw%40mail.gmail.com.

sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com
https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/BN8PR11MB3555428864C5BF0CF4ACE626F5019%40BN8PR11MB3555.namprd11.prod.outlook.com

Gracias Welbin!
Ojalá que otras y otros se enganchen y completen este necesario debate, más cuando crece la inflación en el mundo, un tema preocupante en el centro del capitalismo mundial, EEUU.
Además, es un debate que ayuda en nuestro Periodo de Decisión Colectiva, PDC, paso necesario para recrear el propósito de articulación de intelectuales marxistas en la SEPLA, que debe culminar con una renovación de la Junta Directiva.
Además, Welbin, necesitamos expandir el papel de la SEPLA en Centro América, así que adelante en convocar a más y más compañeres,
saludos desde Argentina,
Julio

···

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram

Mis condolencias por el fallecimiento de Mara, tu madre y compañera de Reinaldo.

Sergio ARELOVICH

···


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/1574761330.7096853.1669895105416%40mail.yahoo.com.

Un fuerte abrazo Marcelo, a vos y a tu familia. Recordamos con cariño a Mara!!!

···

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram

Marcelo:

Saludo fraterno y solidario en este día de tristeza.

Orlando Gutiérrez R.
Profesor Facultad Ciencias Económicas
Universidad Nacional de Colombia (Bogotá)

···

El jue, 1 dic 2022 a las 6:47, Julio C. Gambina (<jcgambina@gmail.com>) escribió:

Un fuerte abrazo Marcelo, a vos y a tu familia. Recordamos con cariño a Mara!!!

El jue, 1 dic 2022 a las 8:45, ‘Sergio Arelovich’ via SEPLA oficial (<sepla_oficial@googlegroups.com>) escribió:

Mis condolencias por el fallecimiento de Mara, tu madre y compañera de Reinaldo.

Sergio ARELOVICH


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/1574761330.7096853.1669895105416%40mail.yahoo.com.

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYt7GYOJ_912uNOZwsjO0Tc_CR5swniVMLjSemBrKW-cqA%40mail.gmail.com.

Aviso legal: El contenido de este mensaje y los archivos adjuntos son confidenciales y de uso exclusivo de la Universidad Nacional de Colombia. Se encuentran dirigidos sólo para el uso del destinatario al cual van enviados. La reproducción, lectura y/o copia se encuentran prohibidas a cualquier persona diferente a este y puede ser ilegal. Si usted lo ha recibido por error, infórmenos y elimínelo de su correo. Los Datos Personales serán tratados conforme a la Ley 1581 de 2012 y a nuestra Política de Datos Personales que podrá consultar en la página web www.unal.edu.co. Las opiniones, informaciones, conclusiones y cualquier otro tipo de dato contenido en este correo electrónico, no relacionados con la actividad de la Universidad Nacional de Colombia, se entenderá como personales y de ninguna manera son avaladas por la Universidad.


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CA%2BbSL%3DdkvUetcdRNhMUhNn3%3Dc8AcWGWE1L%3DrVyj38cuo5y%2Bydg%40mail.gmail.com.

Marcelo querido,
Un abrazo sin palabras
Josefina Morales

···

El jue, 1 dic 2022 a las 10:30, Orlando Gutierrez Rozo (<ogutierrezr@unal.edu.co>) escribió:

Marcelo:

Saludo fraterno y solidario en este día de tristeza.

Orlando Gutiérrez R.
Profesor Facultad Ciencias Económicas
Universidad Nacional de Colombia (Bogotá)

El jue, 1 dic 2022 a las 6:47, Julio C. Gambina (<jcgambina@gmail.com>) escribió:

Un fuerte abrazo Marcelo, a vos y a tu familia. Recordamos con cariño a Mara!!!

El jue, 1 dic 2022 a las 8:45, ‘Sergio Arelovich’ via SEPLA oficial (<sepla_oficial@googlegroups.com>) escribió:

Mis condolencias por el fallecimiento de Mara, tu madre y compañera de Reinaldo.

Sergio ARELOVICH


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/1574761330.7096853.1669895105416%40mail.yahoo.com.

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYt7GYOJ_912uNOZwsjO0Tc_CR5swniVMLjSemBrKW-cqA%40mail.gmail.com.

Aviso legal: El contenido de este mensaje y los archivos adjuntos son confidenciales y de uso exclusivo de la Universidad Nacional de Colombia. Se encuentran dirigidos sólo para el uso del destinatario al cual van enviados. La reproducción, lectura y/o copia se encuentran prohibidas a cualquier persona diferente a este y puede ser ilegal. Si usted lo ha recibido por error, infórmenos y elimínelo de su correo. Los Datos Personales serán tratados conforme a la Ley 1581 de 2012 y a nuestra Política de Datos Personales que podrá consultar en la página web www.unal.edu.co. Las opiniones, informaciones, conclusiones y cualquier otro tipo de dato contenido en este correo electrónico, no relacionados con la actividad de la Universidad Nacional de Colombia, se entenderá como personales y de ninguna manera son avaladas por la Universidad.


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CA%2BbSL%3DdkvUetcdRNhMUhNn3%3Dc8AcWGWE1L%3DrVyj38cuo5y%2Bydg%40mail.gmail.com.


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAJS93_9xNAaZn_5WcDm_uJM8waXy0YBSAyK93XLL%3DK-k4EMpcg%40mail.gmail.com.

Marcelo, un abrazo solidario. Te acompaño – Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google. Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a . Para ver esta conversación en el sitio web, visita .

···

From: sepla_oficial@googlegroups.com sepla_oficial@googlegroups.com on behalf of Mª Josefina Morales moramjos@gmail.com
Sent: Thursday, December 1, 2022 10:31 AM
To: Orlando Gutierrez Rozo ogutierrezr@unal.edu.co
Cc: Julio C. Gambina jcgambina@gmail.com; SEPLA oficial sepla_oficial@googlegroups.com
Subject: Re: [SEPLA-Lista-Oficial3126] Un saludo al compañero Marcelo Dias Carcanholo

Marcelo querido,
Un abrazo sin palabras
Josefina Morales

El jue, 1 dic 2022 a las 10:30, Orlando Gutierrez Rozo (<ogutierrezr@unal.edu.co>) escribió:

Marcelo:

Saludo fraterno y solidario en este día de tristeza.

Orlando Gutiérrez R.
Profesor Facultad Ciencias Económicas
Universidad Nacional de Colombia (Bogotá)

El jue, 1 dic 2022 a las 6:47, Julio C. Gambina (<jcgambina@gmail.com>) escribió:

Un fuerte abrazo Marcelo, a vos y a tu familia. Recordamos con cariño a Mara!!!

El jue, 1 dic 2022 a las 8:45, ‘Sergio Arelovich’ via SEPLA oficial (<sepla_oficial@googlegroups.com>) escribió:

Mis condolencias por el fallecimiento de Mara, tu madre y compañera de Reinaldo.

Sergio ARELOVICH


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/1574761330.7096853.1669895105416%40mail.yahoo.com.

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYt7GYOJ_912uNOZwsjO0Tc_CR5swniVMLjSemBrKW-cqA%40mail.gmail.com.

Aviso legal: El contenido de este mensaje y los archivos adjuntos son confidenciales y de uso exclusivo de la Universidad Nacional de Colombia. Se encuentran dirigidos sólo para el uso del destinatario al cual van enviados. La reproducción, lectura y/o copia se encuentran prohibidas a cualquier persona diferente a este y puede ser ilegal. Si usted lo ha recibido por error, infórmenos y elimínelo de su correo. Los Datos Personales serán tratados conforme a la Ley 1581 de 2012 y a nuestra Política de Datos Personales que podrá consultar en la página web www.unal.edu.co. Las opiniones, informaciones, conclusiones y cualquier otro tipo de dato contenido en este correo electrónico, no relacionados con la actividad de la Universidad Nacional de Colombia, se entenderá como personales y de ninguna manera son avaladas por la Universidad.


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CA%2BbSL%3DdkvUetcdRNhMUhNn3%3Dc8AcWGWE1L%3DrVyj38cuo5y%2Bydg%40mail.gmail.com.


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAJS93_9xNAaZn_5WcDm_uJM8waXy0YBSAyK93XLL%3DK-k4EMpcg%40mail.gmail.com.

sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com
https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/PH7PR14MB56415602B7D3C241DEBD5956DC149%40PH7PR14MB5641.namprd14.prod.outlook.com

Deixo também meu abraço no Marcelo!!

···

Prof. Dr. Rubens Sawaya
Professor e Vice-coordenador do Programa de Pós-graduação em Economia PolíticaPUC-SP

Marcelo, meus sentimentos!
Um forte abraço,
Marcelo Depieri

···

Em qui., 1 de dez. de 2022 às 16:02, Rubens Sawaya <rrsawaya@gmail.com> escreveu:

Deixo também meu abraço no Marcelo!!

Em qui., 1 de dez. de 2022 às 08:45, ‘Sergio Arelovich’ via SEPLA oficial <sepla_oficial@googlegroups.com> escreveu:

Mis condolencias por el fallecimiento de Mara, tu madre y compañera de Reinaldo.

Sergio ARELOVICH


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/1574761330.7096853.1669895105416%40mail.yahoo.com.

Prof. Dr. Rubens Sawaya
Professor e Vice-coordenador do Programa de Pós-graduação em Economia PolíticaPUC-SP


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CANJRv3admcqEWA6_Vhw%3D8v99545p__hHsZXVgREXyT1thEggAQ%40mail.gmail.com.


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CADdL74pAZ_zwGNUB3rj%2B%3DBkRAe4RU3L12YDFiKYbpRwWcKmZYA%40mail.gmail.com.

Marcelo, nesse momento significativo, receba nosso abraço fraterno e solidário.
Ebenézer
(IERI-UFU)

– Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google. Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a . Para ver esta conversación en el sitio web, visita .

···

De: sepla_oficial@googlegroups.com sepla_oficial@googlegroups.com em nome de Julio C. Gambina jcgambina@gmail.com
Enviado: quinta-feira, 1 de dezembro de 2022 08:45
Para: Sergio Arelovich arelovich@yahoo.com.ar
Cc: SEPLA oficial sepla_oficial@googlegroups.com
Assunto: Re: [SEPLA-Lista-Oficial3125] Un saludo al compañero Marcelo Dias Carcanholo

Un fuerte abrazo Marcelo, a vos y a tu familia. Recordamos con cariño a Mara!!!

El jue, 1 dic 2022 a las 8:45, ‘Sergio Arelovich’ via SEPLA oficial (<sepla_oficial@googlegroups.com>) escribió:

Mis condolencias por el fallecimiento de Mara, tu madre y compañera de Reinaldo.

Sergio ARELOVICH


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/1574761330.7096853.1669895105416%40mail.yahoo.com.

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYt7GYOJ_912uNOZwsjO0Tc_CR5swniVMLjSemBrKW-cqA%40mail.gmail.com.

sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com
https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/RO2P152MB3117BA258D337F8DBD55CAE9A6149%40RO2P152MB3117.LAMP152.PROD.OUTLOOK.COM

Marcelo, recibe un fuerte abrazo muy afectuoso.

Genoveva

– Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google. Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a . Para ver esta conversación en el sitio web, visita .

···

De: ‘Ebenézer Pereira Couto’ via SEPLA oficial sepla_oficial@googlegroups.com
Enviado: jueves, 1 de diciembre de 2022 01:27 p. m.
Para: Julio C. Gambina jcgambina@gmail.com; Sergio Arelovich arelovich@yahoo.com.ar
CC: SEPLA oficial sepla_oficial@googlegroups.com
Asunto: RE: [SEPLA-Lista-Oficial3131] Un saludo al compañero Marcelo Dias Carcanholo

Marcelo, nesse momento significativo, receba nosso abraço fraterno e solidário.
Ebenézer
(IERI-UFU)

De: sepla_oficial@googlegroups.com sepla_oficial@googlegroups.com em nome de Julio C. Gambina jcgambina@gmail.com
Enviado: quinta-feira, 1 de dezembro de 2022 08:45
Para: Sergio Arelovich arelovich@yahoo.com.ar
Cc: SEPLA oficial sepla_oficial@googlegroups.com
Assunto: Re: [SEPLA-Lista-Oficial3125] Un saludo al compañero Marcelo Dias Carcanholo

Un fuerte abrazo Marcelo, a vos y a tu familia. Recordamos con cariño a Mara!!!

El jue, 1 dic 2022 a las 8:45, ‘Sergio Arelovich’ via SEPLA oficial (<sepla_oficial@googlegroups.com>) escribió:

Mis condolencias por el fallecimiento de Mara, tu madre y compañera de Reinaldo.

Sergio ARELOVICH


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/1574761330.7096853.1669895105416%40mail.yahoo.com.

Julio C. Gambina
Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP
Montevideo 31, 2º Piso CP 1019ABA. Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 4551 6869 / 4381 5574
Celular whatsapp: +54 9 11 5502 0283
visitá mi blog www.juliogambina.blogspot.com /face - twitter - instagram


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/CAAQ7WYt7GYOJ_912uNOZwsjO0Tc_CR5swniVMLjSemBrKW-cqA%40mail.gmail.com.


Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo “SEPLA oficial” de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/RO2P152MB3117BA258D337F8DBD55CAE9A6149%40RO2P152MB3117.LAMP152.PROD.OUTLOOK.COM.

sepla_oficial+unsubscribe@googlegroups.com
https://groups.google.com/d/msgid/sepla_oficial/BYAPR06MB4439204D7A8A5E95AC4A7B97AB149%40BYAPR06MB4439.namprd06.prod.outlook.com